Filosofia del centro

La Escuela Infantil Gibralfaro está concebida como un complemento del mundo familiar en el que habitualmente los niños se desenvuelven, dando una relevancia manifiesta a la capacidad de nuestros docentes para tener en cuenta el mundo interno de cada uno de ellos.

Nuestro programa trata a cada alumno, desde su propia personalidad, capacidad y circunstancia, desde el respeto individual y las condiciones particulares de cada familia.

La valoración personal que desde el primer momento se facilita ayuda a crear un ambiente donde los pequeños se sienten queridos, respetados y valorados, facilitando la conexión emocional con los adultos que le rodean, algo que les hará confiar en sus actuaciones, valorando sus enseñanzas y conocimientos. Se trata en definitiva de conjugar las áreas afectivas y educativas, situándolas en el mismo nivel de relevancia, ya que principalmente aspiramos a la formación de niños con valores e ideales.

 
Diseño Web d6gn